Ventana venturosa do amañece
qual resplandor d'Apolo el de mi dama,
abrasarte veja yo con una llama
de las con que mi alma resplandece.

Porque se ves el mal que se padece
y sientes el dolor que il pecho inflama
no dexas a mis ojos ver la rama
que dientro en mi con lagrimas florece.

Si no te mueve ya la pena mia,
muevate ver lo poco que se gana
de no dexar al alma su alegria.

Y pues lo sabes ya, cruda ventana,
antes que mi dolor descubra el dia,
dexame ver mi ninfa soberana.

Luís Vaz de Camões
[VENTANA VENTUROSA DO AMAÑECE]
Voltar