Ay, quien dar a mis ojos una fuente
de lagrirnas que manen noche y dia!
Respirara siquiera la Alma mia,
llorando lo passado y lo presente.

Quien me diera apartado de la gente,
de mi dolor siguiendo la porfia,
con la triste memria y fantasia
del bien por quien mal tanto assi se siente!

Quien me dar palabras con que iguale
el duro agrabio que el Amor me ha hecho,
donde tan poco el sufrimiento vale?

Quien me abrir profundamente el pecho,
do est escrito el secreto que no sale
con tanto dolor mio a mi despecho?

Luís Vaz de Camões
[AY QUIEN DARÁ A MIS OJOS UNA FUENTE]
Voltar