No bastava que Amor puro y ardiente
por terminos la vida me quitase,
sino que desamor se apresurase
con un tan deshumano accidente.

Mi alma no resiste ni consiente
que el amoroso curso se atajase
por que nunca ms se experimentase
que muera a desamor quien amor siente.

Mas vuestra voluntad tan poderosa
como vuestra hermosura me ordenaron
imposible crueldad jams oyda.

Aquel fiero desdn y la amorosa
furia, de un golpe solo, me quitaron
con dos muertes contrarias una vida.

 

Luís Vaz de Camões
[NO BASTAVA QUE AMOR PURO Y ARDIENTE]
Voltar